De cosas poco (nada) eróticas

Estándar

Me voy a repetir estas leyes como un mantra, aunque no sé si servirá de algo. Soy muy espontánea (vulgar) y cuando me relajo, incluso algo torpe (rústica). No sufráis por mí, soy muy feliz.

NO ES NADA ERÓTICO:

La etiqueta del precio (amarillo chillón) en esa vela de los chinos que utilizarás para tu baño relajante/aromático. No podrás apartar la mirada del “1,95€”
Esos calcetines de rayas imposibles no armonizan con tu mejor lencería, olvídalo querida, no lo harán jamás.
El sonido del móvil cuando estás a punto de besarle y que te diga: Un momento, es mi mujer. -Joder, dile que ya le llamarás cuando me dejes en casa!
Tus rodillas, tus codos y hasta tus pies con la piel más dura que la de un armadillo.
Un resbalón en la piscina cuando te mira con ojitos de cordero degollado. Y la que casi se degolla contra esa tumbona eres tú.
El ruidito del pis cuando la habitación de hotel está completamente en silencio y él en la cama.
Sorber las ostras ruidosamente. O las cabezas de las cigalas (esto no quiero renunciar a hacerlo)
Que te pillen tus padres.
Que te pillen tus hijos.
Que te pille un señor que pasaba por ahí (bueno, eso es morbosillo…)
Pasarte con el perfume /desodorante. Insisto: En “ciertos” sitios está prohibido perfumarse. Sabe fatal! Joder! Cómo tengo que decirlo?
Cava, luz tenue, unas palabras dulces, el reloj de cuerda suspendido, el teléfono desconectado… (qué canción, por Dios bendito!) Y un eructito que sale de las entrañas del mismísimo infierno. Por favor!
Esas conversaciones por teléfono de madrugada que te dejan inconsciente. Que yo por la noche no soy persona.Que no me hables de cuentos de hadas a esas horas. Mañana no me acordaré y será una pena.
Mi cara por la mañana. En realidad toda yo, por la mañana.
Un tacón de aguja clavado entre adoquines cuando caminas al lado de tu chico, tan guapo, cuando está a punto de agarrarte de la mano… agacharte penosamente y arrancarlo como si fuera una muela del juicio (La Plaça Mercadal tuvo adoquines un día)
Que el tapón del cava te dé en un hombro, en la clavícula o en un muslo y te deje un morado considerable. Ya sé, siempre podría mirarlo con melancolía, recordando aquel momento, pero prefiero mirarme un mordisco cariñoso, soy así de excéntrica.
Ropa de animal print después de un cocido.
Sentarse en la toalla de la playa sin perder la pizca de dignidad que te quedad después de ese revolcón con una ola traicionera. Incluso el revolcón con la ola traicionera es muy poco erótico.
Las bragas que nos ponemos encima de las medias para que no se caigan (las medias). Por favor, no quiero tener un accidente. Ahora no, qué vergüenza ir así al hospital.

Anuncios

Acerca de MariCarmen

Una superviviente en un mundo de hombres (qué ilusión, siempre quise decir esto) Madre, hija, hermana, esposa... de hombres. Cuando llega una nueva mujer a mi vida me siento un poco más liberada de la presión. Si hasta los gatos de papá son chicos! A ver qué sale de aquí. Todos los datos son estrictamente reales salvo algunos, siempre hablaré en primera persona salvo alguna vez y nunca mentiré, exageraré o fantasearé salvo en contadas ocasiones. Algún secreto puede salir maquillado como literatura y alguna experiencia que me apunte como personal puede no serlo. No lo desvelaré jamás, a no ser que me emborraches y me jures amor eterno. Los nombres de las terceras personas no son siempre reales. Las terceras personas no son siempre reales.

»

  1. Las bragas por encima de las medias…? Dior…! Avísame por favor, no quisiera perderme algo así por nada del mundo…! No mujer, no me pone… lo digo para subirlo al youtube.

    Que fácil resulta gustarme lo que escribes.
    One kiss.

    Le gusta a 1 persona

  2. VISTO DESDE EL OTRO LADO DE LA CAMA ME PARECE GENIAL, MARICARMEN.
    Algunas frases no las había oído nunca … la que más me ha impactado: “El sonido del móvil cuando estás a punto de besarle y que te diga: Un momento, es mi mujer. -Joder, dile que ya le llamarás cuando me dejes en casa!”

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay la pera….jajjajjajjaj…..lo mejor es afrontar estas situaciones con mucho mucho humor…y así no estropiciar el momento….como ese momentazo en que al sacar la blusa por la cabeza se te engancha un botoncito en el pelo y parece quee te lo han estado enroscado a conciencia…si es que la perfección no existe y sabes?? casi que mejor…
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s