De mi carácter matutino (de mierda)

Estándar

Hilda café

Querido diario:
Hoy no me he levantado dando un salto mortal como cantaban los Hombres G. Más bien he salido reptando de la cama con mi sexycamiseta de tirantes convertida en un harapo arrugado que deja escapar una de mis tetas (la derecha), perdiendo todo glamour y dignidad, para ir a la cocina y prepararme un café de esos que no hacen efecto hasta las tres de la tarde.

Tengo una manera peculiar de despertarme. Y peculiar quiere decir con una mala hostia del copón. De que no puedo articular palabra ni pensamiento positivo mientras estoy sentada en la silla de la cocina mirando al infinito, taladrando la pared con los ojos y viendo a mi vecina cómo se prepara unas tostadas.
-Hola vecina! Traspasando la pared con tu fulminante mirada, eh?
-Vete a la mierda. -Ya he avisado, soy borde.
Y mojo la magdalena, se me rompe y me cabreo más porque ha salpicado y me ha manchado. Además tendré que limpiar el estropicio que se ha formado, y mientras lo hago pienso que sería más fácil limpiar la escena de un crimen. (Nota mental: no hacer notas mentales a estas horas).
Y me voy al baño y se me ocurre mirarme en el espejo. Eso que veo reflejado soy yo, no me cabe ninguna duda, lleva mis gafas. Pues hala! Haz lo que puedas con el maquillaje, el eye liner y el resto de porquerías que te obliga a comprar tu síndrome premenstrual de cada mes. Cuando sea una mujer NO FÉRTIL ya acabaré con las existencias de mi armario, incluso puedo dejar algunas cosas en mi testamento.
“Yo, Fulanita de Tal, mayor de edad (nos ha jodido…) y en pleno uso de mis facultades mentales…”. Facultades mentales? Estoy perdida.
Cuando me he pintado los labios de mi color rojo puta me acuerdo de que no me he lavado los dientes y me encuentro en una encrucijada: no me los lavo y estaré toda la mañana obsesionada pasándome la lengua por los incisivos, o sí me los lavo y queda (como ha quedado tantas veces) el cepillo de dientes manchado con mi rouge. Me los lavo, me los lavo, aunque no me toque besar apasionadamente a nadie hoy. No?… Un momento… No, no. Hoy no.
El momento cumbre está a punto de producirse, aún tengo controlado el tiempo que me queda después de hacerme la cama, esa cama aún caliente con la silueta de mi cuerpo marcada en las sábanas, y me puedo permitir leer los mensajes del grupo de WhatsApp de mis compañeros:
– Buenos días! -Unos
– Ya salgo de casa, gente! -Otras
– Hoy llegaré tarde, avisad, porfi! -Otra más
Cuando estoy llegando a los minutos límite y tengo que salir corriendo, me doy cuenta de la catástrofe que se me viene encima. No me he hecho el bocadillo. Dudo entre llegar tarde por hacérmelo o coger una sabrosa y sana pieza de fruta. Lo siento, pondré como excusa que había un accidente en la carretera, mi bocadillo de pechuga de pavo no lo cambio por el potasio de un plátano o las propiedades milagrosas y la fibra de una manzana.

Anuncios

Acerca de MariCarmen

Una superviviente en un mundo de hombres (qué ilusión, siempre quise decir esto) Madre, hija, hermana, esposa... de hombres. Cuando llega una nueva mujer a mi vida me siento un poco más liberada de la presión. Si hasta los gatos de papá son chicos! A ver qué sale de aquí. Todos los datos son estrictamente reales salvo algunos, siempre hablaré en primera persona salvo alguna vez y nunca mentiré, exageraré o fantasearé salvo en contadas ocasiones. Algún secreto puede salir maquillado como literatura y alguna experiencia que me apunte como personal puede no serlo. No lo desvelaré jamás, a no ser que me emborraches y me jures amor eterno. Los nombres de las terceras personas no son siempre reales. Las terceras personas no son siempre reales.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s