Archivo de la etiqueta: chocolate

De mis propósitos (de este año no pasa sin…)

Estándar

Bike_love-2

Hace  cinco meses que llevo en este año, como todo el mundo, vamos, y aún no he cumplido todos mis propósitos.

⇒Aprender a bailar el Hula Hop de una vez, mi gran frustración, y no habrá sido por falta de caderas, no!
⇒Que me toque una primitiva de millones. Creo que será la única solución de mis problemas financieros, porque para la prostitución de lujo llego algo tarde.
⇒Mantener intactos mi culo, mi mala leche, mis dioptrías, mi sentido del humor, mi coche (es muy viejo y no me puedo comprar otro), mis canas, mi optimismo, mi(s) ángel(es) de la guarda, mi ironía y mi nulo sentido de la orientación (es muy divertido cuando me pierdo)
⇒Moderar mi ingesta de Nocilla, chocolate y chuches. Engordan y dan dolor de tripa, aunque también dan gustito.
⇒Asistir de una puñetera vez a una reunión de TupperSex, o que algún ser generoso me regale unas bolas chinas (aunque sean italianas)
⇒Refinar mi vocabulario, basta de tacos y groserías! A ver cómo coño lo hago, por cierto, que tengo una boquita…. https://soyneurastenica.wordpress.com/2015/01/15/viva-la-ordinariez
⇒Aprender a hacer tiramisú, un pollo entero al horno que no parezca un damnificado por un tsunami y a picar perejil como los cocineros de la tele, qué fenómenos…
⇒Continuar tomando helado de After Eight en cualquier época del año y a cualquier precio.
⇒Comprarme un DVD (no tengo DVD, pasa algo?) y hacer una maratón de películas de Hitchcock o de esas románticas y no parar de llorar en toda la tarde animada por media docena de copas de vino, de ese que tú y yo sabemos.
⇒Aprender a saltar el potro o a patinar. A la mierda mi integridad física!
⇒Comprarme una bici y sacarla tres veces de casa para luego dejar que se pudra en el trastero. Lo hace todo el mundo, no?
⇒Poner un candado en el puente Vecchio con mis iniciales y las suyas. Necesito comprar un candado, por cierto!
⇒Tomarme un gintónic en la terraza Alaire, en Barcelona.

Anuncios

Segunda Parte De mi Weekend Romántico-Catastrófico

Estándar

maleta antigua

Llegué a Santiago de Compostela en el vuelo de las 14,45 (el único en dos días) y allí estaba esperando, altísimo, guapísimo, elegantísimo, escribiéndome un Whatsapp:
“Dónde coño estás, todo el mundo ha salido, te han detenido?”… Romantiquísimo. Lee el resto de esta entrada

De los adolescentes

Estándar

cerebro

Los adolescentes no son en absoluto bichos raros. Qué va! Son bichos catalogados y se les reconoce porque van por ahí esparciendo hormonas a diestro y siniestro haciéndose autofotos (“Selfies”, les llaman ellos) en los baños de casa, Lee el resto de esta entrada