Del por qué de mis adjetivos

Estándar

Soy una experta en adjetivos. Me dirijo a mucha gente con ellos, por qué? Buena pregunta.
¿Por qué te llamo Cielo, Tesoro o Amor cuando nos encontramos en la calle?
Porque, aún sin tener problemas mentales, no me acuerdo de tu nombre. Incluso a veces no me acuerdo de qué te conozco. Hace dos semanas le di mi número de teléfono a una perfecta extraña pero que me sonaba su cara muchísimo, cómo iba a decirle que no sabía de qué la conocía! Y menos cuando llevábamos diez minutos de conversación
-Mira, cielo. Nos hemos resumido en diez minutos toda nuestra vida y ahora que nos despedimos tengo que decirte que no tengo ni idea de quién eres.

Captura123
Mi memoria se burla de mí en momentos muy puntuales, no sólo con la gente. He perdido tantas veces el coche, que cuando lo encuentro a la primera, desconfío y miro la matrícula, y como tampoco me la sé (no, no me sé la matrícula de mi coche) miro dentro por si algo me suena: La bufanda, el cargador del móvil, la mierda que tiene el salpicadero… Me lo he dejado tantas veces abierto, que ya no sé cerrarlo. Ah, sí, me acaban de decir que es el mismo botoncito que sirve para abrir, duda resuelta.
Si no he muerto por sobredosis de Ibuprofeno debe ser que no es mortal.
-Qué dolor de ovarios! Voy a tomarme un Ibupr… un momento, ya me lo he tomado? No, no creo, pero recuerdo… a la mierda! Me tomaré otro y escribiré una nota de suicidio, no quiero parecer una estúpida muriéndome por un despiste, prefiero que piensen que ha sido premeditado y por una desdicha Lorquiana, voy poniendo pose de diva por si me muero ya.
No sé si explicar las veces que he salido a la calle con la mascarilla puesta, sintiéndome rarísima con el pelo tan pegajoso.
Compro el pan dos veces un día o no me acuerdo de comprarlo al siguiente, por equilibrar, y esto ocurre tres veces a la semana fijo.
Mi “Ya te llamaré luego” es un “Como no me vuelvas a llamar date por olvidado pero no me lo tomes en cuenta”
Las pobres esteticistas están hartas de definirme “Caribeñas” y “Brasileñas”, y yo he tomado la determinación de decirles: Pues quita, quita, ya te avisaré.
Le he echado sal a la comida? Seguramente sí, tú calla, si está soso la culpa es de ellos y de sus papilas gustativas atrofiadas
He apagado el fuego? He puesto el despertador? He cerrado con llave? He apagado el fuego?

Anuncios

Acerca de MariCarmen

Una superviviente en un mundo de hombres (qué ilusión, siempre quise decir esto) Madre, hija, hermana, esposa... de hombres. Cuando llega una nueva mujer a mi vida me siento un poco más liberada de la presión. Si hasta los gatos de papá son chicos! A ver qué sale de aquí. Todos los datos son estrictamente reales salvo algunos, siempre hablaré en primera persona salvo alguna vez y nunca mentiré, exageraré o fantasearé salvo en contadas ocasiones. Algún secreto puede salir maquillado como literatura y alguna experiencia que me apunte como personal puede no serlo. No lo desvelaré jamás, a no ser que me emborraches y me jures amor eterno. Los nombres de las terceras personas no son siempre reales. Las terceras personas no son siempre reales.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s