Archivos diarios: 27 enero, 2015

De los besos apasionados

Estándar

De todo lo que he aprendido en la vida, una de las lecciones más interesantes se titula:

CUÁNDO NO HAY QUE BESAR APASIONADAMENTE A UN HOMBRE  (Así, con su negrita y su subrayado)

El beso en Times Square Alfred Eisenstaedt

Cuando te has depilado el bigote con cera fría, lo pegajosillo no es sexi.
Cuando llevas los labios de color “Rojo Fuego”, espera a llevarlos “Natural Sinhuella”
Cuando has comido ajo.
Cuando está su mujer delante.
Cuando va conduciendo a 120 por la autopista. No, lo de las películas no es verdad, ya del sexo oral ni hablamos.
Recién levantada.
Con la mascarilla efecto peeling recién puesta.
En misa de doce.
En el Shambala de Port Aventura.
Mientras está realizando neurocirugía a un paciente.
Cuando tienes sueño (y no quieres nada más)
Cuando se está afeitando. Bueno sí, ahí sí. Los hombres están muy sexis cuando se afeitan.
En la tanda de penaltis de una superfinal superimportante de dos superequipos.
Cuando está pasando delante vuestro el paso de semana santa del Cristo del gran Poder, por muy morboso que te parezca.
Cuando le está cacheando el de seguridad del aeropuerto (el cinturón, como siempre)
Cuando él está resfriado o griposo. No estás tan enamorada, créeme.

Anuncios